viernes, 13 de abril de 2007

Ben con Ven Bautier


La Caja Negra ha editado y presenta la única serie de textos de Ben escrita en castellano. Paralelamente se muestra, por primera vez en una galería española, un conjunto de pinturas, ensamblajes y obras únicas de este artista pionero del arte conceptual europeo. Como en el resto de sus trabajos, Ben utiliza los textos –en su caso anotaciones sintéticas y meditaciones personales- para lanzar un mensaje al tiempo profundo y lúdico sobre el estado de ánimo del hombre contemporáneo. La exposición está compuesta por obras que incluyen piezas de la mítica serie Gestes de 1963, obras objetuales y una gran serie de textos en un conjunto de más de cuarenta obras.

Ben Vautier (Nápoles, 1935): Inspirado por Yves Klein, Marcel Duchamp y sus coetáneos, los Nuevos Realistas, Ben desarrolló en su obra un estilo personal distintivo y de espíritu claramente dadaísta. Ya durante la segunda mitad de la década de los cincuenta Vautier produjo obras basadas en variaciones sobre el tema banal de un plátano prefigurando las poéticas conceptuales y pop que imperarían en la década del sesenta tanto en Europa como en Estados Unidos. Vautier trabajaba con configuraciones compuestas de una multiplicidad de partes individuales que recordaban las máquinas de Jean Tinguely. A partir de ahí Ben encontró lo que se convertiría en su signo distintivo: instrucciones y explicaciones escritas en caligrafía de colores brillantes sobre los propios objetos o sobre fondos negros. Entre 1958 y 1973 Ben Vautier regentó una tienda de discos en Niza que causó revuelo por la forma en que decoró la fachada y el interior. En 1960 realizó su primera exposición individual, Rien et tout (Todo y nada) en el primer piso de su tienda. Tomando la idea de los readymades de Duchamp como base, y asumiendo que era exclusivamente la firma del artista lo que le daba la atribución a los objetos, Vautier siguió el ejemplo literalmente y se dedicó a firmar todo lo que cayera en sus manos, incluso obras de otros artistas. Ben dio por terminada la acción en 1962 declarando que no firmaría nada más.

Entre 1962 y 1970 Ben fue uno de los principales exponentes de Fluxus participando en festivales y performances en todo el mundo.

Eventualmente comenzó a pintar con acrílico combinando texto caligrafiado con elementos propios de los tebeos y el cómic. En todo caso su caligrafía simple y contundente y sus mensajes claros y directos se han convertido en su característica más apreciada.

Desde 1949 Ben vive y trabaja en Niza. Actualmente desde su provocativa página web (www.ben-vautier.com) mantiene viva una intensa reflexión sobre algunos de los temas políticos, sociales y culturales más actuales

No hay comentarios: