lunes, 28 de diciembre de 2009

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Actuar

Hablar no vale la pena solo hablan los tontos,
escribir tampoko, es cosa de resentidos,
actuar, eso es,
tokar el timbre y correr riendo
de la cara seria ke pondrá la señora al encontrar vacío el mundo!

jueves, 29 de octubre de 2009

Anti-epikúreas




El saber no sólo nos hará libres, sino ke Epicuro añade algo muito más concreto: el saber nos hará felices.



















de El Epicureísmo, Emilio Lledó, taurus, madrid, 2005, 67 p.





Esto es muy fácil no solo de critikar y demoler sino de ridikulizar con el siguiente ejemplo:



¿Qué felicidad me puede deparar el conocimiento de ke voi a morirme mañana o en un mes, después de ke el diagnóstiko médiko ñembota así lo haya revelado?



El saber jamás puede dar felicidad: ¿ké gano con ke el espía k contraté confirme adulterio contra mí?

¿Ke gano ke a un vanidoso y amigo mío le revele al final fastidiado con tanta auto-ceguera y ombliguismo ke su boca fue mal cosida, al parecer, por algun apuro del cosmocrátor, y kedó medio ke en plan abocetado, como si fuera labio leporino...?


Y volviendo a un ejemplo renacentista, sí, con Copernico sabemos ke: nosotros, la via láctea, la galaxia toda va desde un punto x a la nada, sabemos ya ke no somos el centro del mundo, somos libres, pero lo úniko ke ganamos con el giro copernikano es tristeza SNIF...







viernes, 17 de julio de 2009

chupemos esos labios que nos enlokecen!

y del sexo de la yiyi la paja y el barro de sus templos
para todo lo cual
cultivo un piojo en mi corbata
y sonrío a los imbéciles que bajan de los árboles
de"los vicios del mundo moderno", nicanor parra, en poesía chilena contemporánea, andres bello, segunda edición, junio 1984, pp.130

viernes, 22 de mayo de 2009

escritura como paladeo del nako

Escritura es paladeo, una interminable rumia excretada por el grafito de la vida, una nakeada de la diosa-vamp del mundo...

lunes, 23 de marzo de 2009

jekill & hide de las verdades mundanas

Hay verdades impúdikas, dolorosas, ke no pidemos revelar a nuestros seres keridos, amigos, amantyes, parientes, maestros, discípulos, novias, yiyis extras, etc: pertenecen al reino de la ficción nod e la ley civil. Son como el lado inverso y negativo de las mentiras piadosas. Podríamos bautizarlas como Verdades Crueles. Para permitir su existencia milenaria -para no verlas de manera directa y sin tapujos- en el mundo ke sufrimos creo se inventaron las ficciones llamadas novelas, cines, etc. allí se amparan en una existencia secundaria, mutilada, clandé, falsa, ñembo-tavymi.
Qué sería la vida sin ellas, las putas bellas yiyis impresentables en plena luz del día de la vida saeria y urbana!!!

lunes, 26 de enero de 2009

la resolana del suenho nos desnuda a las alturas de la mendicidad

En el estado de duermevela, inconsciencia, del suenho o de la somnolencia tendemos a despojarnos de las cosas ke nos atan al mundo y liberarnos del lastre cable a tierra, soltamos amarras llamadas celulares, cédulas de identidad, pulseras makas, anillos de casorio, etc.
La vigilia en cambio es la del estado de propiedad, pero no la del Unico sino la de la masa silenciosa ke cree ke actúa en cada acto i decisión ke toma de manera individualísima y libre no haciendo más repetir los gestos de la grey.

miércoles, 21 de enero de 2009

Cándido López

En la peli kurepa llamada Cándido López el viaje desde Baires a Paraguay es también hermeneutizable como un viaje desde la Modernidad hacia el Pasado, de lo tecnológiko a lo tercermundista. Pero Ojo, hay un touch "medieval" en usar como libro-autorictas para ese trance los cuadros sobre la guerra del 70 del pintor-soldado del ejército argentino.
Para mirar el paisaje actual parawayensis primero se hecha un vistazo al libro-catálogo, de la misma forma ke los médikos medievales hacían hasta ke Vesalio se hartó del canon aristotéliko y de desventrar animales para comprender la anatomía humana!
Hay candidez en esa actitud "teórika" extrema de no levantar la vista de los libros, de leer en segunda instancia recién el libro de la vida, de no temer paranoikamente kaer en el pozo y ke la yiyi tracia arlekineskamente aflore y se ría de tu abstracción de las cosas terríkolas.