jueves, 29 de octubre de 2009

Anti-epikúreas




El saber no sólo nos hará libres, sino ke Epicuro añade algo muito más concreto: el saber nos hará felices.



















de El Epicureísmo, Emilio Lledó, taurus, madrid, 2005, 67 p.





Esto es muy fácil no solo de critikar y demoler sino de ridikulizar con el siguiente ejemplo:



¿Qué felicidad me puede deparar el conocimiento de ke voi a morirme mañana o en un mes, después de ke el diagnóstiko médiko ñembota así lo haya revelado?



El saber jamás puede dar felicidad: ¿ké gano con ke el espía k contraté confirme adulterio contra mí?

¿Ke gano ke a un vanidoso y amigo mío le revele al final fastidiado con tanta auto-ceguera y ombliguismo ke su boca fue mal cosida, al parecer, por algun apuro del cosmocrátor, y kedó medio ke en plan abocetado, como si fuera labio leporino...?


Y volviendo a un ejemplo renacentista, sí, con Copernico sabemos ke: nosotros, la via láctea, la galaxia toda va desde un punto x a la nada, sabemos ya ke no somos el centro del mundo, somos libres, pero lo úniko ke ganamos con el giro copernikano es tristeza SNIF...







1 comentario:

Anónimo dijo...

hay cierto tipo de conocimiento que si nos hace felices, pero definitivamente, no todo... hay muuchas cosas que es mejor no saber!